8 evaluaciones

Uno de los rasgos diferenciales de nuestro método de aprendizaje es:

  • 8 evaluaciones en primero y 7 en segundo
  • Períodos de evaluación de 5 semanas
  • Exámenes con características parecidas a las de las  PAU

 

Fruto de la experiencia, el objetivo que perseguimos con este método es:

  • Disponer de un indicador para el propio alumno sobre cuál está siendo su rendimiento
  • Facilitar la adaptación al cambio de exigencia académica que existe entre la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato
  • Proporcionar la dinámica de estudio que facilite unos resultados académicos superiores a los que podrían obtenerse con períodos de evaluación más largos
  • Alcanzar la suficiente autonomía en la planificación del estudio para afrontar la etapa universitaria con éxito

 

Así podemos prevenir uno de los principales retos de los alumnos a la hora de cursar bachillerato y no cometer los errores de:

  • Trabajar con periodos de evaluación convencionales, de tres meses de duración, en general son demasiado largos como para que los alumnos de esta etapa mantengan la intensidad de trabajo necesaria para alcanzar los mejores resultados posibles
  • No calibrar bastante a menudo cuál está siendo la relación entre el esfuerzo aplicado y el resultado obtenido. Después de cada periodo de evaluación, un boletín de notas les es entregado a ellos y a sus familias, para no fiarse durante un periodo de tiempo demasiado largo sobre cuál es la situación académica en cada momento

 

Además, este ritmo de evaluaciones les permite planificar mejor el trabajo a hacer y, por tanto, adquirir unos hábitos de trabajo sólidos, los cuales deberán permanecer cuando, en etapas posteriores, la presión evaluativa se dilate en el tiempo.
Por otra parte, hay que tener muy presente que el bachillerato también es, para muchos de ellos, el período en que se prepararán para enfrentarse a las Pruebas de Acceso a la Universidad. De este resultado dependerán las facilidades que tengan para poder elegir los estudios que más les interesan. En Granés Batxillerat, siempre que es posible, los exámenes de evaluación tienen la misma estructura y se hace el mismo tipo de preguntas que en aquellos que nuestros alumnos se encontrarán en las PAU. Así, nuestros alumnos, llegado el momento, tendrán la experiencia de haber superado anteriormente 15 veces una situación similar.

Top